domingo, 28 de agosto de 2011

El Chopo

Hace un par de años participé en el proyecto que llevaba a cabo la Universidad Nacional Autónoma de México para la celebración del Bicentenario de la Independencia de 2010, a lo largo de la investigación me llamó mucho la atención un edificio en particular -uno cuya estructura férrea y su carácter móvil me resultó un tanto peculiar en un marco de gusto imperial- que había llegado a México en el año de 1902 desde Alemania. El edificio se ubicó en la capital y tuvo varios usos durante el período posrevolucionario siendo actualmente el Museo Universitario.El edificio de El Chopo da nombre a toda la zona y, sin duda, se ha convertido en un paradigma cultural y musical dentro de las propuestas que se ofrecen cada sábado en la ciudad.


En El Chopo se ubica el regalo perfecto...siempre me gustó hacer regalos a la gente que quiero, compartir y encontrar algo con lo que sé que disfrutarán me hace feliz. Creo que no entiendo el concepto de tener sino es compartiendo... y si la ocasión se acompaña con alguna celebración pues mejor.
Ayer fue un día de larga caminata y de ver tantas cosas lindas, hacía muchísimo tiempo que no veía esas muñequitas tradicionales mexicanas, ésas que tanto venden en Coyoacan alrededor de la Iglesia, me llamó mucho la atención encontrarlas por aquel rumbo... si a alguna le interesa hacer una, sólo escríbanme y les paso los patrones, ya saben mi mail :)


Hoy es un día distinto, hoy me levanté con ganas de hacer volar el tiempo... ¿acaso no sería maravilloso acostarse sobre un reloj salido de uno de los cuadros de Dalí y mover las manecillas a nuestro antojo?... sí, definitivamente hoy lo haría volar...
Prometo publicarles más fotos en este mes de septiembre, muchos besos

3 comentarios:

  1. Que simpatica la muñeca, es monisima.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves, cuanto colorido es una foto chulísima, la verdad es que el conjunto queda de lo mas binito.
    Besitos desde España
    Mamen

    ResponderEliminar
  3. Querida Nieves: mis mejores deseos para estas Navidades, y un 2012 lleno de amor y Felicidad.
    Que en estas fechas, cada deseo se convierta en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa, y cada corazón en dulce morada.
    Un calido abrazo, Laura.

    ResponderEliminar