miércoles, 15 de diciembre de 2010

Valentía

¿Se pueden tener recuerdos de alguien a quien no has visto nunca?, ¿puedes poner tanto amor en tejer cualquier cosa para alguien de quien no conoces la expresión que pondrá al verlo?, ¿se puede tener miedo cuando no se tiene nada?, ¿puedes arrepentirte de una palabra no dicha?...
Al 2011 le pediré, como siempre, mucha salud para ver crecer a mi hija y luchar por ella, siempre por ella... Salud es lo que le vengo pidiendo desde hace años pero en éste que vamos a entrar me haré de la vista gorda y le pediré otra cosa: Valentía, mucha... para hacer tantas cosas, decir otras. Una persona muy querida me dijo que el 2011 tenía que ser un año significativo en mi vida y no porque tuviera que esperar que el azar hiciera su parte sino porque debía coger las riendas de mi vida y trazar un camino. No sé a ciencia cierta adónde me lleve ese camino pero haré todo lo posible porque sea mío, lo tejeré y en cada puntada sentiré que será el corazón el que me lleva al lugar justo.
Sólo una cosa me queda pendiente aquí en México... en fin, valentía.
Besitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario